jueves, 3 de mayo de 2007

- Cárcel de lágrimas...


En la soledad de mi habitación
Ves saliendo por la ventana un mar de agua salada…
Que golpea las paredes y rompe los vidrios…
Con sus gritos de dolor…

Son acaso solamente gotas de agua triste
Encerradas en la cárcel de tristeza
Que las oculta tan bien con un camuflaje de sonrisas
Y hace que todos rían mientras por debajo esta la muerte de las almas

Si existe el destino...
Le doy mi mano izquierda y ofrezco un beso a tu alma
A cambio de un minuto para la roja despedida.